Dentición en bebés

Dentición en bebés

Entre los 4 y los 7 meses la mayoría de los bebés comienza la dentición, aunque hay casos excepcionales, donde desde los tres meses ya dan indicios de su primer dientecito (casi siempre es uno frontal inferior), otras veces el primer diente asomará después de lo 12 meses de vida, aunque el desarrollo dentario comienza desde antes de nacer. Algunos especialistas recomiendan que si tu pequeño tiene más de 18 meses y no muestra ninguna pieza dental, es necesario acudir con un odontopediatra que valore el por qué de esta condición.

Sabemos que cada niño es un ser especial, único y diferente, aunque generalmente su desarrollo dental sigue el ritmo que muestran las imágenes:

diSíntomas

Antes que todo, aclaremos que puede ser que tu bebé no presente síntoma alguno, otros pequeños tendrán síntomas por un par de días, mientras que algunos más estarán con molestias continuas por un período de tiempo considerable mientras sus dientitos brotan.

-El síntoma más común es el exceso de salivación.

-Está más irritable que de costumbre.

-Presenta enrojecimiento, hinchazón e irritación en sus encías.

-Frota fuertemente contra sus encías cualquier objeto que halle.

-Se toca frecuentemente su boca y orejas.

-Está inapetente.

-Se le dificulta dormir.

-En los casos más agudos puede que inclusive presente fiebre, dermatitis de pañal de leve a moderada y un reblandecimiento ligero de sus heces.

Cómo mitigar su malestar

-Puedes mantener a su alcance mordederas, hay algunas rellenas de gel que pueden refrigerarse para calmar temporalmente las molestias.

-Frota sus encías con un paño húmedo y frío o con tu dedo, esto también les ayuda.

– Los bastones de fruta o verdura refrigerada también mitigan la comezón.

-Algunos médicos recomiendan geles analgésicos y desinflamantes para disminuir rápidamente su malestar.

-En ocasiones los pediatras les recetan paracetamol, cuando los bebés experimentan poca mejoría con los métodos anteriores.

De cualquier forma, esta es una etapa de breve duración, por lo que es necesario armarse de paciencia y saber que es transitoria, que pronto terminará y que tu hijo estará bien, que es un proceso inevitable en su crecimiento.

Related posts

¡Jugar Sí!

¡Jugar Sí!

En nuestra escuela, los niños, orientados por las educadoras, desarrollan habilidades que les permiten interactuar de una forma integral en el...

Posted

Escríbenos un comentario