La curiosidad y los niños

La curiosidad y los niños

La curiosidad en los niños es interminable, desde su nacimiento manifiestan un interés genuino por el mundo y es precisamente esta cualidad el primer paso para desarrollar sus procesos de aprendizaje. La curiosidad les lleva, junto con sus padres, a explorar caminos impensados: ante una pregunta infantil, frecuentemente los padres se ven ‘obligados’ a buscar información para responder a las preguntas de sus hijos. Cuando son más pequeños, esta búsqueda los lleva a tocar, mirar, lamer, etc., todo lo que les rodea, ya que los niños responden a su curiosidad jugando y probando.

La base biológica indica que el cerebro durante los primeros 8 años de vida tiene más neuronas, genera nuevos circuitos y conexiones, es esa actividad la que justifica la necesidad de averiguar el porqué de las cosas.

Como papás nos toca la importante labor de preservar esta actitud el máximo tiempo posible porque les permite establecer unas bases más firmes y caminos de pensamiento más creativos, también les ayuda a ser más flexibles, sociales y competentes.

Sin embargo, en muchas ocasiones algunos adultos suelen desesperarse ante la avalancha de preguntas, algunas en momentos inoportunos o vergonzosos. Lo mejor sería, si resultara incómodo, poner límites en aquellas situaciones inapropiadas, pero siempre respetando la necesidad que tienen de averiguarlo, saberlo y explorarlo todo.

Si ya te estás preguntando cómo hacer para fomentar la curiosidad infantil, sigue leyendo:

Espontaneidad. Organiza una actividad sorpresa, su curiosidad se activará al instante.

Alégrate cuando te pregunten y prepárate para responderle de acuerdo a su capacidad y comprensión.

Fomenta el contacto con la naturaleza, además de conocimiento, le permite integrarse a la naturaleza como parte de la misma.

Escucha, interésate por sus preguntas.

Anímales a buscar respuestas a las preguntas que tengan.

Plantéales un reto acorde a su edad.

Responde a sus inquietudes.

Evita juzgarles.

En Bimbi canalizamos y potenciamos la curiosidad infantil, ya que nuestras maestras saben de la importancia de encauzar el deseo de saber más, mediante actividades, cuentos, juegos y dinámicas para desarrollar el afán de conocer y reforzar su utilidad.

Además, como estrategia de comunicación tenemos un muro donde puedes plasmar las preguntas curiosas de tus hijos, para que las maestras las valoren durante los proyectos educativos de nuestra escuela y el aprendizaje-enseñanza responda a sus intereses

Related posts

Escríbenos un comentario