Montessori, constructivista o tradicional, ¿Cómo elegir el mejor preescolar para tus hijos?

Montessori, constructivista o tradicional, ¿Cómo elegir el mejor preescolar para tus hijos?

El inicio del ciclo escolar ya está cerca y muchos papás se han acercado a preguntarnos cuál es la diferencia entre un método educativo y otro.

Hemos reunido, lo que a nuestro parecer, son las características  de tres de los sistemas educativos más comunes en la actualidad.

Método Tradicional (Conductismo)

El aprendizaje está dirigido por el profesor exclusivamente.

Los maestros tienen un papel dominante en todas las actividades del salón.

Los alumnos son participantes pasivos en el proceso enseñanza-aprendizaje.

La enseñanza de los niños se hace de una forma similar a la de los adultos.

No se incentiva la colaboración en el momento de aprender-enseñar.

A los niños se les enseñan ‘conceptos’.

En las actividades se les señalan los ‘errores’ como algo negativo, no como parte de un proceso de aprendizaje.

El aprendizaje se refuerza con actividades memorísticas.

Cuentan con pocos materiales sensoriales para libre manipulación.

El conocimiento que adquieren es más conceptual que significativo.

Los padres no colaboran en las actividades del grupo.

Las calificaciones son numéricas, sin importar el proceso de aprendizaje o desarrollo detrás.

Enfocados en el resultado final.

La enseñanza, forma de impartirla y contenidos son los mismos para todos.

Se centra en el estudio de la conducta observable, para poder controlarla, predecirla y estandarizarla.

Método Montessori

El aprendizaje está dirigido por el niño, según sus intereses y desarrollo.

El niño forma parte activa de su aprendizaje.

El mobiliario está diseñado anatómicamente de acuerdo al desarrollo físico de lo niños.

Se estimulan los 5 sentidos con materiales y estímulos concretos.

Se favorece que los niños colaboren y trabajen en equipo.

El niño aprende de las experiencias previas, hasta que pueda trabajar de forma autónoma.

Se priorizan los intereses de los niños al momento de trabajar basados en el plan de estudios.

El movimiento es una acción fundamental que favorece la formación.

Utiliza material en dos categorías: la vida práctica y material de desarrollo.

Existen niños de varias edades en el grupo, al que se le llama ‘ambiente’.

En un grupo multiedad, los niños más grandes ayudan a los más pequeños.

El principio del método es: dejar hacer, dejar de vigilar y apoyar en caso necesario.

Constructivismo

El aprendizaje se desarrolla con base en los intereses de los niños,  teniendo a la maestra como guía facilitadora.

El niño es protagonista de su proceso de construcción del conocimiento.

El salón, los jardines y toda la escuela tienen como intención propiciar y estimular el desarrollo de los niños.

Se trabaja el desarrollo de las inteligencias múltiples, teniendo en cuenta que la creatividad e imaginación tienen un papel fundamental en cada niño.

Se estimula la imaginación, pero también los procesos de abstracción y concreción.

El sistema de evaluación es cuantitativo, favoreciendo el aprendizaje.

Basados en el sistema de construcción del aprendizaje.

Consideran a cada niño distinto en su desarrollo, características y competencias, y las maestras guían las actividades sin protagonismo, de acuerdo a la forma de aprender de cada uno.

Las edades de los integrantes del grupo tienen a ser más similares.

El alumno construye sus saberes, según su contexto.

El aprendizaje es activo y cada uno de los niños construye significados conforme va aprendiendo.

El conocimiento lo construyen según sus experiencias.

Esperamos que esta comparativa haya resultado útil, y que puedas tomar una decisión mejor informada.

En Bimbi, estamos ya en inscripciones para el próximo ciclo escolar, donde desarrollamos un modelo pedagógico constructivista influenciado por las escuelas Reggio Emilia y Highscope. Ven y conócenos. Somos la escuela más especializada en educación maternal y preescolar en Querétaro.

Related posts

Escríbenos un comentario