Móviles o tabletas en niños pequeños ¿Sí o no?

Móviles o tabletas en niños pequeños ¿Sí o no?

Cuántas veces le hemos dado a nuestros hijos pequeños un móvil o una tableta para que se entretengan mientras nosotros hacemos un trámite, o para que se comporten mientras cenamos en un restaurante o platicamos con algunos amigos. Y es que es este mundo cada vez más tecnológico y digital es generalmente la opción que está más al alcance de la mano y no eres el único, de hecho es una práctica muy extendida.

Aunque luego de un rato, quizá te cuestiones si esto es bueno para tu hijo o no.

Un estudio publicado en JAMA Pediatrics dio a conocer que los papás de niños de temperamento enérgico usaran la televisión, sus celulares, computadores o tablets para apaciguarlos en momentos de crisis.

Si eres una persona que se preocupa por el bienestar integral de tu hijo, deberías saber que la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría recomiendan que los bebés de 0 a 2 años no tengan contacto con este tipo de dispositivos. Entre 3 y 6 años el uso recomendado está restringido a una hora diaria. Entre 6 y 12 máximo dos horas de uso.

¿Por qué?

  • El primer motivo es relacionado con la salud visual porque estas pantallas son muy nocivas para los ojos y pueden dañar su retina porque el cristalino está aún en desarrollo.
  • En bebés expuestos a altas dosis de tecnología, los efectos se asocian  con déficit de atención e impulsividad.
  • Las alteraciones del sueño son comunes, tanto en la dificultad para dormir como en disminución del rendimiento escolar, como consecuencia.
  • Los niños pequeños necesitan moverse constantemente y completar así el desarrollo de su sistema nervioso, con estos dispositivos, tienen a ser sedentarios y elevar los índices de obesidad infantil.
  • Si la manera de tranquilizarlos es mediante un dispositivo electrónico, ¿cómo serán ellos capaces de crear sus propios mecanismos de autoregulación que les permitirán lidiar con la frustración a lo largo de su vida? El abuso en el uso de tablets o celulares puede interferir en sus relaciones sociales, la resolución de problemas el desarrollo de la empatía.
  • A partir de los dos años, si se desea, es posible comenzar a introducirlos en el mundo digital, siempre y cuando haya control parental, acompañamiento físico de algún adulto a cargo y le puedan explicar al niño lo que está ocurriendo en la pantalla.

Como en todo, si se usa con mesura y con control paterno no debería haber problema. También es conveniente recordar que no todo son juegos o películas, hay infinidad de apps educativas que podrías aprovechar en beneficio de tu pequeño. ¡Todo con medida!

Related posts

Escríbenos un comentario