¿Qué hacer este verano con tu hijo?

¿Qué hacer este verano con tu hijo?

Si este verano vas a estar con tu pequeño en casa, quizá estás un poco preocupada acerca de qué actividades son recomendables para que se divierta. Pero como en el camino de ser padres nos ocupamos de muchas otras cosas, es mejor si además de divertirse pudiera desarrollar habilidades y competencias de vida.

Lo más indicado sería, si eres una mamá ocupada, su ingreso en un curso de verano especializado, sin embargo, si tus planes son otro, hay multitud de actividades que harán que tu hijo y tu lo pasen de maravilla, mientras aprende y fortalece la confianza en sí mismo y en sus capacidades.

Deportes.

En este apartado se incluyen actividades acuáticas y deportes como el futbol o la gimnasia. Además de combatir la obesidad, en las actividades físicas se usa gran parte del caudal de energía que tienen los niños, las actividades físicas tienden a mejorar la coordinación de su cuerpo, lateralidad, patrón cruzado, etc.

Arte.

Que expresen toda su creatividad es muy importante para su desarrollo integral. Por ello es que estas actividades deberían incluir música, pintura, danza, teatro, para que sean niños capaces de expresar sus sentimientos y emociones de distintas formas, además de la verbal, dándole al arte la relevancia que tiene como recurso didáctico fundamental durante la primera infancia.

Visitas a museos.

Cuando los pequeños van a un museo, hacen un recorrido sintético tanto por su cultura como por regiones lejanas. Es un aprendizaje cultural que les enseña la diversidad de conocimientos, personas, expresiones culturales y científicas que existen. Afortunadamente, la mayoría de los museos ha diseñado recorridos de corte infantil, donde con palabras sencillas explican a los pequeños sobre lo que se halla en exposición. Si el museo al que deseas asistir aún no tiene este servicios, siempre será más gratificante que seas tú quien le explique a tu hijo lo que está en cada sala.

Parques de diversiones.

Los niños los adoran, y no es de extrañar ya que les ofrecen gran cantidad de actividades disponibles en un sólo lugar, desde las albercas de pelota, paredes de escalada y toboganes, hasta las grandes estructuras psicomotrices ofrecen diversión, estímulo y desarrollo de habilidades tanto físicas como de estrategia, análisis, cálculo de oportunidades y pruebas de ensayo-error, por ejemplo.

 

En nuestra escuela, el modelo pedagógico constructivista que impartimos, nos ha permitido diseñar un curso de verano para niños entre 2 y 6 años, que donde trabajaremos con las inteligencias múltiples, tendremos manualidades, recreación, música, activación física, actividades lúdicas, lectura de cuentos, proyección de películas, ¡y mucho, mucho más! Te esperamos

Related posts

Escríbenos un comentario