Tu bebé de los 24 a los 36 meses

Tu bebé de los 24 a los 36 meses

Mucho hablan de los “terribles dos”, la edad en que los bebés se dan cuenta que ya no lo son y que comienzan a adquirir las características físicas, emocionales y de comportamiento de los niños mayores, pero sin tener sus habilidades motrices; aunque en ocasiones se comportan como verdaderos bebés, que tampoco son. De pronto lloran frustrados porque no han podido completar una acción que deseaban realizar, o se comportan muy maduros. A veces desean ser cargados desesperadamente, para, poco después intentar fervientemente bajar de los brazos y echarse a correr.

Entre 24 y 36 meses los niños amplían su vocabulario, por lo que pueden expresarse con más confianza y comunicarse mejor con los demás. Físicamente van adquiriendo mayor motricidad fina, pueden desplazarse mejor y más fácilmente. Es en este período donde los niños consolidan su aprendizaje, disfrutan, por ejemplo de ir al parque y conocer a nuevos compañeros de juego.

Los niños en este rango de edad comienzan a:

Aceptar algunos desprendimientos

Conocer sus capacidades y límites

Identificar roles familiares

Participar en juegos grupales eligiendo a sus compañeros de juego

Aprender las normas básicas de educación

Ser independiente en el uso del sanitario

Reconocer lejos y cerca

Utilizar el pronombre “yo”

Reconocer adelante y atrás

Agrupar objetos semejantes

Diferenciar qué es mucho y qué es poco

Patear la pelota

Trepar o escalar

Cepillar sus dientes

Brincar cada vez más seguro

Utilizar libros

Aunque por momentos resulta una labor extenuante, es increíble ver cómo tu hijo cada día adquiere nuevas habilidades y las pone en práctica. Cómo las cada vez más palabras van incorporándose a su lenguaje habitual, serás testigo de un acontecimiento extraordinario.

Disfruta cada momento, porque seguramente será único e irrepetible. Y sí, ármate de mucha paciencia, que pronto pasarán los “terribles 2” y seguramente echarás muchísimo de menos esta etapa maravillosa.

Related posts

Escríbenos un comentario